El pasaje

Pasaje PAM

El Pasaje PAM es uno de esos misterios urbanos que están escondidos a plena luz. A media cuadra de donde se cruzan las dos calles peatonales del centro de Rosario, una entrada a lo que parece una vieja galería de compras (de las que abundan) resulta ser el comienzo de un pasillo que corta toda la manzana, desde calle Córdoba hasta calle Santa Fe, saliendo a pocos pasos del edificio feo e imponente del Nuevo Banco de Santa Fe (casa matriz). El pasillo es recto y está embaldosado al estilo antiguo. En algunas partes es luminoso, en otras oscuro. Hay faroles de luz redondos sobre pilares, hay oficinas, una luthería, casas de artesanías, un tablero de anuncios de eventos artísticos y cursos abiertos al público; hay muchas puertas cerradas, oscuras, y plantas. En el centro mismo de la manzana (el punto medio del pasillo), hay como una pequeña casa con rejas trabajadas y vitraux de colores claros. En cada extremo del pasillo hay ascensores, de los de rejas negras y mecanismo al descubierto, y venerables escaleras con pasamanos de metal muy pesado, que llevan a un pasillo paralelo arriba, a un patio con un agujero y una baranda protectora. El techo es una telaraña de metal y vidrio transparente, y su luz se derrama hasta el piso de abajo. Aquí no es nunca de día ni de noche. Hay una sugestiva diferencia entre un día de sol, en que el techo como de invernadero es azul y una luz amarillenta permite adivinar el mediodía abajo, y un día de lluvia, en que todo es gris y se escucha el sonido del agua a lo lejos. El Pasaje PAM es como una pequeña ciudad, o un vecindario resumido. Parece increíble que tantas cosas puedan caber en tan cortos metros, y que tal silencio pueda existir en el mismo núcleo del ruido y de la agitación urbana.

8 comentarios to “El pasaje”

  1. Luciano Says:

    Es un lugar sorprendente. Hace muchos años habia un local adonde enseñaban Esperanto. No lo viste?

  2. Pablo Flores Says:

    Tu respuesta está aquí!

  3. Luciano Says:

    Gracias! Sigue estando nomas.

  4. Laura Says:

    En la década de los ochenta existía en el piso de arriba un local denominado Montenegro y Paz que se dedicaban cartografias del rio y sus zonas.

  5. Diego Says:

    Es un lugar muy romantico para pasear con tu pareja, especialmente en un día lluvioso como el de hoy.

  6. aGusSs.. Says:

    es un lugar lleno de una mistica extraña y vos lo describiste a la perfección.. queda ajeno a la voragine de la ciudad, es como un refugio contra el ruido y la prisa…

  7. ast4 Says:

    El Pasaje también tiene un subsuelo con túneles, y paradójicamente uno es el Centro de Exposiciones del Colegio de Arquitectos de Rosario (CAD2), lugar estratégico para el desarrollo de actividades relacionadas con la profesión y exposiciones de cultura en gral. con acceso libre y gratuito. Además se dictan clases de teatro, escenografía, canto y también ensaya el Coro del Colegio.
    Junto a este, está una pequeña sala pertenecientes a los Artistas Plásticos Rosarinos.
    Por la escalera de la salida a Córdoba y el ascensor.
    ¡Bajen y vean!

  8. ast4 Says:

    Ingresos
    Por Córdoba 954
    Por Santa Fe 955

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: