Puntos de luz

Rosario nocturna

Las luces de la ciudad

Ya decía yo que la ciudad no se puede ver como tal sino desde afuera.

Rosario es una ciudad grande pero no una megalópolis. Más aún, su ancho río la empequeñece. Cuando uno la ve desde las profundidades de una noche invernal sobre la estela de un barco, a lo lejos ve algunas siluetas recortadas, una constelación de luces, pero no un estallido de estrellas, ni una línea de radiación continua. La ciudad vive, pero desde allá afuera parece como si se abrigara para descansar, para dormir con la luz prendida, temerosa… (Lamentable es decir que esto último no es sólo metáfora.)


A %d blogueros les gusta esto: