Llama eterna

Una llama que arde por siempre en memoria del “soldado desconocido”, en el Monumento a la Bandera Nacional. Nunca lo entendí a eso del soldado desconocido. En los viejos tiempos de este pobre país era común ser reclutado a la fuerza y morir lejos de casa luchando por algún caudillo, o por nada, sin llegar a ser conocido por nadie ni en la batalla ni en la muerte. Pero ¿por qué entonces una llama conmemorativa? ¿Acaso es por lástima? Yo creo que debe ser por vergüenza. Tantos jóvenes han sido enviados a morir solos y sin nombre por generales condecorados, por presidentes de bronce, por hacedores de monumentos, que había que expiar ese pecado y salvaguardar la conciencia de los poderosos mostrando esta clase de admiración por los muertos, a los que, naturalmente, de nada les sirve ser admirados o recordados.

Una respuesta to “Llama eterna”

  1. PERICA Says:

    hola pablo, llegue aca por luciano, ya veo las fotos y me pongo contenta. aghhhhhhhhhhhhhh que ciudad loco que ciudad, cada dia la extranio mas.
    te sigo leyendo. un gusto.

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: