La Espiga de Oro

Panadería “La Espiga de Oro”, en calle Alvear al 500, con su cartel en bajorrelieve del tiempo en que las cosas se hacían para durar y en que el pan siempre estaba crocante.


A %d blogueros les gusta esto: