Archive for the ‘en la calle’ Category

25 de mayo federal

01-06-2008

Acto del campo en Rosario por un pa√s federal, 25 de mayo de 2008

Acto del campo en Rosario por un pa√s federal, 25 de mayo de 2008

Acto del campo en Rosario por un pa√s federal, 25 de mayo de 2008

Este 25 de mayo doscientas mil personas pedimos ser escuchadas.

Buena idea

08-05-2008

Distribuyamos la riqueza

No es que est√© en desacuerdo con la teor√≠a… simplemente me gustar√≠a que no fueran v√°ndalos callejeros los que la pusieran en pr√°ctica.

¬°Churro…!

05-05-2008

Hola Sr. Churrero

Ignorado

06-12-2007

Ignorado

Otra vez me viene a la mente la gastada frase “el futuro del pa√≠s“, con la que nuestros pol√≠ticos, nuestros acad√©micos, hasta nuestros empresarios cuando quieren pasar por preocupados, se refieren a los ni√Īos, para luego pasar a ignorarlos.

Al lado de este ni√Īo (este ni√Īo real, no la figura enternecedora del discurso pol√≠tico), alguien quiz√° apenas menos pobre asegura su propiedad, la peque√Īa propiedad de una bicicleta, con una cadena; cerca, una ni√Īa que no conoce (afortunadamente) los extremos de la pobreza pasa con un feliz globo en la mano. Y el ni√Īo sentado aprieta en las manos nada menos que una botella de Coca-Cola, que no es culpable de la pobreza, pero representa como casi ninguna otra cosa al sistema socioecon√≥mico que la alienta.

Peatonal San Mart√≠n, en obras

29-11-2007

Peatonal San Mart√n, en obras

Una de esas cosas que hoy son fastidios y ma√Īana ser√°n an√©cdotas hist√≥ricas, o ni siquiera eso. Peatonal San Mart√≠n entre C√≥rdoba y Santa Fe (a media cuadra del centro del centro) est√° siendo renovada para que deje de terminar como un callej√≥n.

El centro del centro

16-11-2007

C√≥rdoba y San Mart√n

A trav√©s de las columnas del Banco Naci√≥n, un ni√Īo avanza hacia el ombligo de la ciudad, el centro m√°ximo, donde las dos calles peatonales de Rosario se cruzan.

Angostura

05-11-2007

Sarmiento entre San Lorenzo y Santa Fe, mirando al sur

Calle Sarmiento casi esquina San Lorenzo, mirando al sur (hacia Santa Fe). El centro de Rosario es una cuadrícula densa de calles angostísimas, hechas para el paso de lentas carretas y carros a caballo, y de veredas aun más estrechas, donde el encontronazo es inevitable, sobre todo en estos días de mochilas grandes, de paquetes y de paraguas. (Nadie que venga de afuera entiende cómo Rosario no tiene un centro cruzado por avenidas anchas y se ahoga en estas callecitas. Nadie de aquí puede explicar con claridad por qué eso no es posible. Será parte del espíritu del lugar.)

Sarmiento St., near the corner of San Lorenzo St., facing south (towards Santa Fe St.). Rosario’s downtown is a dense grid of very narrow streets, made for slow carriages, and even narrower sidewalks, where bumping into other people is inevitable, especially in these days of large backpacks, of packages and umbrellas. (No-one coming from outside the city understands how Rosario manages not to have a downtown traversed by wide avenues and instead drowns within these tiny streets. No-one from here can explain clearly why that is not possible. It must be part of the spirit of the place.)

El futuro del pa√≠s

31-10-2007

El futuro del paÔŅĹs

[English version below]

Espero que nadie se sienta ofendido por esta foto. No busco esta clase de capturas pero inevitablemente y terriblemente se me cruzan todo el tiempo, y esta vez pensé, bueno, negar que existe esta realidad no hace que desaparezca. Igual la pensé dos veces.

No era una buena foto, la tuve que retocar para que se viera bien a pesar de estar a contraluz, pero no le hice nada m√°s para “mejorarla” porque me dar√≠a verg√ľenza hacer “arte” de la pobreza.

Esta foto fue tomada en la Avenida Alberdi, mirando al oeste, sobre las v√≠as que la cruzan en direcci√≥n al Patio Parada (un poco m√°s al norte que el Cruce Alberdi). Es un chico, un adolescente, conduciendo un carro en el que lleva algunos bultos que no puedo precisar (¬Ņbolsas, cart√≥n, basura?), y que va tirado por un caballo peque√Īo. De lejos pens√© que el chico estaba limpi√°ndose la boca o la nariz con la mano, pero no: est√° fumando. Est√° bastante sucio, y parece indiferente, como si estuviera haciendo un trabajo de rutina. Es de complexi√≥n oscura, probablemente el hijo o nieto de alguna familia aborigen que migr√≥ a la ciudad desde otras tierras, empobrecidas por el saqueo econ√≥mico medioambiental, en los ’60 o en los ’90.

Seg√ļn el INDEC (el confiabil√≠simo INDEC) la pobreza en Argentina al final del primer semestre de 2007 era del 23,4%. (El c√°lculo del INDEC se demor√≥ porque sus trabajadores se negaban a hacerlo bajo las condiciones de manipulaci√≥n e interferencia del gobierno nacional.) Despu√©s de cuatro a√Īos de un crecimiento econ√≥mico impresionante, estamos… como en la peor parte de los noventa. Y a esta altura parece obvio que ya no vamos a mejorar mucho m√°s. El sistema ya est√° funcionando bien para los que tienen el poder, ¬Ņpara qu√© arriesgarse a cambiarlo?

I hope nobody takes offence at this picture. I didn’t look for it, but this kind of shot passes before me every day, and denying it exists doesn’t make it any less painful.

If you’re reading this version, then you’re probably not an Argentinian and/or didn’t understand the above, so here’s some context. The boy (a teenager, it seems) is riding a cart pulled by a horse that is used to collect trash for their own use or for selling. It may be cardboard, which can be sold for recycling. It may be discarded food that can still be consumed. It can be junk of some sort. The boy’s complexion is dark; he’s probably the child or grandchild of an aboriginal family that might have migrated into the city, from their lands impoverished by economic and environmental exploitation, in the 1990s or in the 1960s. He seems indifferent. His face is rather dirty. He’s smoking.

According to the government’s officially-sanctioned version of reality, by mid-2007 about 23% of the country’s population was below the poverty line. Many of these are urban poor; most of these are children. In a large underpopulated country that could feed ten times its population and prides itself on its swift economic recovery over the last few years, a quarter of the population merely survives. Their children grow up malnourished, their development stunted, their opportunities cut short.

And this is not going to change. The economic growth has been impressive, but the structure that supports poverty hasn’t changed. The corporations are again making profit; agriculture brings huge amounts of foreign cash into the country for the owners of the land; industries have plenty of cheap workers and a government that favours oligopolies and tends to corporatism; the middle class is oblivious 90% of the time. If the model works for those who are in power, why would it change?

El troleb√ļs

26-10-2007

Troleb√ļs l√nea K

La l√≠nea K de trolebuses es la √ļnica que queda en Rosario. Hubo varias en otro tiempo, que llevaban las letras del alfabeto, pero tristemente ya no hace falta distinguirlas, as√≠ que este veh√≠culo que cruza la ciudad de este a oeste colg√°ndose de las l√≠neas el√©ctricas y corriendo con un zumbido es simplemente “el trole”, aunque algunos le dicen tambi√©n “la K” (igual que la vitamina).

Viendo pasar

08-10-2007

Viendo pasar

Una familia pobre sobre un carro de madera espera al tren, probablemente cargado de valios√≠simos granos o apenas llegado de entregarlos. Hab√≠a una vez algo que se llamaba redistribuci√≥n de la riqueza…