Salud y enfermedad

Salud y enfermedad

En el Parque de las Colectividades hay muy pocos árboles. Pasando por allí fui testigo de una colorada junta de practicantes de alguna disciplina manifiestamente oriental, muy posiblemente tai chi, que llegaron y pasaron a lo suyo en un sitio fresco, de los pocos que un mediodía de otoño anormalmente caluroso permite. A pocos metros, un ser a medio camino entre humano y lagarto, hembra, de avanzada edad, asaba su piel al ultravioleta…


A %d blogueros les gusta esto: